DÍA INTERNACIONAL DE LA SOLIDARIDAD

Publicado el 31/08/2021
02:28 min. | 20 visualizaciones

Título: Día internacinal de la solidaridad

Autor: Elena García Palomo

“Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis, estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.” (Mateo 25, 34-36)

Buenos días!!!

Hoy está marcado el calendario como día internacional de la solidaridad, pero claro ya sabemos todos que la solidaridad “no funciona” solo un día, si no todos los días de nuestra vida.

La solidaridad internacional a lo mejor nos suena un poco lejos… pero siempre podemos encontrar muy cerca de nosotros alguien que necesite de nuestro apoyo.

Desde mi punto de vista y forma de vida, creo que podemos ofrecer solidaridad de muchas formas: algunos necesitan simplemente compañía, otros necesitan conversación, otros necesitan simplemente un “buenos días”, otros necesitan comida, otros necesitan ropa…

Hoy en día podemos apoyar a nuestro hermano de muchas formas, a través de asociaciones ya organizadas, a través de la Iglesia o particularmente, pero no dejemos de pensar que siempre hay alguien que necesita más que “yo”.

Os cuento un mínimo de mi experiencia personal: colaboro en la asociación Nazaret, que se encarga, principalmente, de repartir comida mensualmente, entre las familias de S. Blas que no disponen de los recursos mínimos para vivir. Siempre ha habido familias con necesidades, pero os aseguro que, tras el paso de esta pandemia, el número de familias ha aumentado vertiginosamente.

No podemos hacernos culpables, por supuesto, pero podemos colaborar con nuestras manos, mente, cuerpo, en la medida de nuestras posibilidades.

El Papa Francisco comienza su Catequesis “Curar el mundo: Solidaridad y la virtud de la fe” diciéndonos: “Debemos hacerlo juntos, todos en la Solidaridad”.

Así que, empecemos el día de la solidaridad pidiendo JUNTOS a nuestra Madre la Virgen María por todas las personas que necesitan de nosotros y por nosotros para que sepamos como apoyarles:

Dios te Salve María, llena eres de gracia,

el Señor es contigo, bendita tu eres entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto de tu vientre Jesús.

Santa María, Madre de Dios, Ruega por nosotros pecadores,

ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.