SÁBADOS DE RELECTURA

Publicado el 07/05/2022
Agustinos


Caminos

¡Qué importante es tener clara, o al menos  vislumbrar, intuir  la meta para encontrar un buen camino… El gato de “Alicia en el país de las maravillas” lo ilumina bastante bien, aunque sea por contraste… Si no importa el destino basta con caminar.

El Gato, cuando vio a Alicia, se limitó a sonreír. Parecía tener buen carácter, pero también
tenía unas uñas muy largas Y muchísimos dientes, de modo que sería mejor tratarlo con
respeto.

--Minino de Cheshire --empezó Alicia tímidamente, pues no estaba del todo segura de si le
gustaría este tratamiento: pero el Gato no hizo más que ensanchar su sonrisa, por lo que
Alicia decidió que sí le gustaba--.
Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de
aquí?
--Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar --dijo el Gato.
--No me importa mucho el sitio... --dijo Alicia.
--Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes --dijo el Gato.
--... siempre que llegue a alguna parte --añadió Alicia como explicación.
--¡Oh, siempre llegarás a alguna parte --aseguró el Gato--, si caminas lo suficiente!

Lewis Carrol., Alicia en el país de las maravillas.