Ponerse al sol

Publicado el 16/05/2022
Agustinos

1

Texto: Iván Pichel, OSA
Música:  Bensound cute

Ponerse al sol

Ahora que llevamos la Pascua mediada, aunque parece que hace mucho más tiempo de la gran fiesta de la Resurrección, conviene preguntarnos cuánto realmente nos ha tocado y transformado este Cristo la vida más allá del Domingo de Pascua y los primeros días. Si aspiramos a que Cristo sea y permanezca como nuestro centro, debemos mirar y volvernos a Él cuanto más lejana queda esa mañana de descubrir el sepulcro vacío, no sea que termine por olvidársenos del todo la razón fundamental de nuestros días.

 Ahora que el buen tiempo ha llegado (un poco de golpe) y todo el mundo nos ponemos al sol para recargar baterías, porque la luz es nuestra energía y no nos gusta vivir a oscuras, y los días grises nos ponen de un humor parecido…, tenemos que celebrar la luz. Y oye, dicho y hecho, porque también existe un día internacional para la luz.

 Con todo, afortunadamente, los cristianos no necesitamos de tal efeméride ya que estamos en este tiempo mucho mayor que un simple día, de celebrar la gran Luz de la Pascua que nos hace vivir desde la esperanza y el compromiso por generar vida a nuestro alrededor. Veo a veces a los alumnos de mi colegio tirados en el suelo del patio al sol buscando con esmero que la luz les caliente, les ponga morenos… No sé si tenemos el mismo empeño en acercarnos a la Luz de Cristo, y si dejamos que nos toque, nos caliente el corazón y nos haga brillar como hijos gloriosos y privilegiados que somos. Hoy, además de ponerte un ratito al sol, busca ponerte un rato también delante del santísimo, que es nuestra Luz. No en vano, casi todas las custodias se asemejan a un sol radiante y esplendente…