Orando con San Agustín

Escrito el 06/07/2022
Agustinos


¿Quién es, dónde está? (2)

 

“Y van los hombres a contemplar con admiración las alturas de los montes y los oleajes del mar, y los cursos anchísimos de los ríos, y la amplitud del océano, y los giros de las estrellas; y se dejan a sí mismos, y no se maravillan de sí”  (Conf. 10, 8).

      Contempla, amigo, la rosa,

 sus pétalos delicados,

  sus estambres perfumados

y sus espinas  punzantes;

 presentan interrogantes

 de difícil solución;

para contestarlas debes

 hablar con el corazón.

¿Hay algo más transparente

que la pupila de un niño?

¿Hay algo tan delicado

como el labio de una madre?

¿Hay algo tan infinito

como el inmenso horizonte

que circunda allá, muy lejos,

lo mismo el valle que el monte?

¿Quién creó la transparencia

de la mirada infantil?

¿Quién decidió que una madre

sea toda corazón?

¿Quién pintó el cielo de añil,

qué hacedor fue, qué pintor?

No busques lejos, amigo;

si escuchas tu corazón

te dirá, como un susurro,

que todo eso lo hizo  Dios.

                              Nazario Lucas Alonso