Píldoras de San Agustín

Escrito el 15/08/2022
Agustinos


 

Hola, qué tal, cómo estás.

Ya estamos a mitad del mes de agosto y, hoy, es la fiesta de la Asunción de María a los cielos. Multitud de pueblos de toda España están de fiestas celebrando a su patrona, la madre de Jesús.

Los que gozáis de las vacaciones en el campo, la playa o la montaña, tenéis la oportunidad de estar cerca de la naturaleza. De ver y, sobre todo, admirar, las maravillas que nos rodean.

El ser humano, desde el comienzo de los tiempos, ha pensado en la naturaleza como el lugar donde está lo divino, lo poderoso, la expresión visible del Dios invisible.  

El mismo San Agustín, cuando andaba buscando a Dios, se dirigía a la naturaleza preguntando si ahí estaba el altísimo. Pero le respondían que no, que ellos no eran el Dios que buscaba.

Hoy vamos a leer un texto del santo donde se nos indica en realidad qué relación existe entre Dios y la naturaleza.

 “Cuando pregunté a la tierra, ella respondió: ‘no soy dios’. Cuando he preguntado a los cielos, al sol, a la luna, a las estrellas, dijeron: ‘tampoco nosotros somos el dios que tú buscas’.

Dije, ‘habladme de mi Dios’. En voz alta exclamaron: ‘es él quien nos ha hecho’. Los cielos, la tierra y todo lo que hay en ellos, todas estas cosas me dicen que te ame”.

(Confesiones 10, 6)

Oración

Eres tu Señor, quien ha creado los cielos y la tierra. Son hermosos porque tú eres hermoso. Son buenos porque tú eres bueno. Existen porque tú existes.

(Confesiones 11, 4)