Día Mundial de la Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina

Publicado el 06/02/2022
Agustinos


 "Acelerar la inversión para poner fin a la mutilación genital femenina"

En el año 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobó que el 6 de febrero de cada año se celebrase el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, una práctica que se lleva a cabo en niñas entre la infancia y la adolescencia en determinados países del mundo.

La mutilación genital femenina consiste en alterar o dañar los órganos genitales femeninos por razones que nada tienen que ver con decisiones médicas. Esta actuación es causa de hemorragias graves y otros problemas de salud tales como quistes, infecciones e infertilidad, así como complicaciones en el parto y un mayor riesgo de la muerte de recién nacidos.

Es una violación de los derechos humanos de las mujeres y niñas que causa un daño profundo y permanente en sus vidas. Se estima que 4,2 millones de niñas están en riesgo de padecer mutilación genital en este año 2022 en los cerca de 30 países de África y de Oriente Medio y Asia meridional, así como algunos países asiáticos y pequeñas comunidades de Latinoamérica.  También persiste esta forma de actuar en las poblaciones emigrantes que viven en Europa Occidental, en Norte América, Australia y Nueva Zelanda.

La mutilación genital femenina obedece a varias razones, entre otras, a factores culturales y económicos que dificultan que las niñas, las mujeres y las comunidades abandonen esta práctica.

Este 2022 el Programa conjunto del Fondo de Población y UNICEF sobre la eliminación de la mutilación genital femenina lanzan el tema: "Acelerar la invesrsión para poner fin a la mutilación geniral femenina".

Es necesario que los Gobiernos fomenten leyes que prohíban esta práctica y garanticen que las niñas tengan acceso a servicios de calidad en materia de protección de la infancia y de salud sexual y reproductiva. Además de las leyes, se tienen que desarrollar estrategias que prevengan esta práctica, incluyendo la formación de personal médico, trabajadores sociales y líderes locales y religiosos.  

Un video de Naciones Unidas con testimonios de mujeres.

https://youtu.be/GK1IV9BBdC4