Día Internacional de los Niños Inocentes Víctimas de Agresión

Publicado el 04/06/2022
Agustinos


 “Construir un mundo seguro para que los niños/as puedan desarrollarse como personas"

En agosto de 1982, la Asamblea General de la ONU, en el contexto de la situación de conflicto en Oriente Próximo, donde un gran número de niños palestinos y libaneses habían sido víctimas de los actos de agresión por Israel, decidió que el 4 de junio de cada año se conmemorara el Día Internacional de los Niños Inocentes Víctimas de Agresión.

Por dar algún dato, en la última década se estima en 1.5 millones el número de niños y niñas muertos en conflictos armados. Otros 4 millones han quedado discapacitados, tullidos, ciegos o han sufrido lesiones cerebrales. Al menos 5 millones se han convertido en refugiados y 12 millones más se han visto desarraigados de sus comunidades.

Un número mucho más grande ha sufrido un deterioro de su salud, nutrición y educación, como resultado de la destrucción de las cosechas, infraestructuras, centros de salud y escuelas a causa de los conflictos armados en todo el mundo. Según UNICEF, más de 230 millones de niños viven en zonas afectadas por conflictos armados. Esto supone uno de cada diez niños en todo el mundo.

Si pensamos en el conflicto bélico de Ucrania, observamos que está repercutiendo mucho en los 7,5 millones de niños del país. Cientos han muerto, muchos más han sido heridos y están profundamente traumatizados por la violencia que los rodea. UNICEF denuncia la aún más preocupante situación de los que están en orfanatos, internados y otras instituciones que albergaban a más de 91.000 niños, más de la mitad con discapacidades.

Como se puede ver, los niños son los más vulnerables en este tipo de situaciones y reciben todo tipo de agresiones físicas, psicológicas y emocionales. Por eso, el objetivo final de este día internacional es trabajar para construir un mundo seguro en el que los niños puedan crecer y desarrollarse como personas en todas sus dimensiones: físicas, emocionales, intelectuales, espirituales… sin el sufrimiento y el dolor que implican las guerras y los conflictos.

La ONU ha puesto su mirada en el futuro de los niños y niñas en su Agenda para el Desarrollo Sostenible del 2030. Dentro del Objetivo 16: “Paz, Justicia e Instituciones sólidas”, está la meta específica 16.2 que dice: “Poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños”.

https://youtu.be/7BNmxalHtiE