Día Internacional para el Recuerdo del Comercio de Esclavos y su Abolición

Publicado el 23/08/2022
Agustinos


"Resistencia, libertad, patrimonio"

En el año 1998, la ONU declaró que el día 23 de agosto de cada año se conmemorara el Día Internacional para el recuerdo del comercio de esclavos y su abolición, con el objetivo de tener presentes a las víctimas y de afianzar el respecto de los Derechos Humanos en el mundo.

La razón de haber elegido este día en particular se debe a la sublevación de esclavos que tuvo lugar en Santo Domingo, hoy en día conocido como Haití, en el año 1791. En ese momento se logró la independencia de esa parte de la isla y fue el comienzo de la abolición del comercio de esclavos desde África hacia América.

Cabe recordar que, la trata de esclavos como comercio legal, tuvo una duración de poco más de 400 años, durante los cuales se vendieron a más de 15 millones de hombres, mujeres y niños. La finalidad, que realizasen los trabajos más duros en condiciones de esclavitud y vida inhumana.

Ignorar u ocultar estos acontecimientos históricos, por muy doloroso que pueda ser el recordarlos, constituye un obstáculo para el entendimiento mutuo, la reconciliación y la cooperación entre los pueblos.

En este sentido, el proyecto de la UNESCO "Las Rutas de las personas esclavizadas: resistencia, libertad, patrimonio", rompe el silencio sobre la trata de las personas de raza negra y la esclavitud, que afectó a todos los continentes y provocó situaciones de no respeto de los derechos humanos, aún en las sociedades modernas.

Dicho proyecto comienza en 1994 en Ouidah (Benín), como propuesta de Haití, con los siguientes objetivos:

  • Contribuir a una mejor comprensión de las causas y modalidades de funcionamiento de la esclavitud y la trata negrera, así como de las problemáticas y consecuencias de la esclavitud en el mundo (África, Europa, Américas, Caribe, Océano Índico, Oriente Medio y Asia);
  • Evidenciar las transformaciones globales y las interacciones culturales derivadas de esta historia;
  • Contribuir a una cultura de paz propiciando la reflexión sobre el pluralismo cultural, el diálogo intercultural y la construcción de nuevas identidades y ciudadanías.