Esta Navidad no seas besugo

Escrito el 19/12/2023


 

Perdona- le dijo el besugo a la sardina-, eres más vieja que yo y con más experiencia. ¡Seguro que puedes ayudarme! Dime: ¿Dónde puedo encontrar eso que llaman Océano? He estado buscándolo por todas partes, sin resultado.

- ¿El Océano? - respondió la sardina-. ¡Es donde estás ahora mismo!

- ¿Esto? ¡Pero si esto no es más que agua...! Lo que yo busco es el Océano - replicó el joven pez, totalmente decepcionado, mientras se marchaba nadando a buscar a otra parte.

 

Conclusión: No seas besugo, que no te pase lo que al besugo. Dios es como el océano. Dios está en ti, eres su vivo reflejo. Eres reflejo. Es preciso que escuches. Dios habla en el silencio del corazón.  Que esta Navidad lo descubras dentro de ti