Un abrazo en son de paz

Escrito el 29/01/2024


 

 

Se nubla de inquietud el pensamiento

al ver el espantoso recorrido

de una ofensa rebelde y sin sentido,

inmersa en lo más hondo del cimiento.

 

Es grave mi actitud como sarmiento

y al verme en desamparo y dolorido

acudo a ti, mi Dios, arrepentido

de haberte sido infiel sin miramiento.

 

Deseo que el amor, que en ti es fecundo,

y a fuego… en mi interior es gracia viva

renazca con vigor de lo profundo.

 

Remanso en tu regazo en forma activa

y ofrezco en mi pobreza un SÍ rotundo

a gloria de tu nombre y paz festiva.

 

*****

Serafín de la Hoz Veros